viernes, mayo 25, 2007

Mira quien dispara

No se engañen: Bubba Ludwig es pacífico, pero está armado. Con apenas diez meses de nacido, cuenta ya con un porte de armas expedido por las autoridades del estado de Illinois; documento que le permitirá echar sus primeros tiritos con la vieja escopeta que le obsequió su abuelo como última voluntad.
“En verdad no tenía muchas esperanzas de conseguirle la licencia, pero decidí intentarlo porque temía que mi pequeño no pudiese disfrutar pronto de su regalo. Por eso rellené la solicitud en línea, cancelé la tarifa de cinco dólares que me pedían y obtuve el permiso”, informó el señor Howard Ludwig, de treinta años, al periódico Chicago Sun-Times.
Lo más curioso del asunto es que la petición fue rechazada en dos ocasiones por razones técnicas, mas no por los datos del solicitante (es decir, por su altura, peso o fecha de nacimiento). Por ejemplo, una de las devoluciones se debió al hecho de que el padre, en medio de la emoción, olvidó marcar la casilla que identificaba a Bubba como ciudadano norteamericano.
“No hay duda de que este aspirante ha cumplido con la ley. Ahora, ¿necesita un bebé de diez meses un permiso de arma? A mi juicio no. Sin embargo, tengo que precisar que aunque las leyes de Illinois están consideradas entre las más estrictas de Estados Unidos, lo cierto es que no hay restricciones relacionadas con la edad en nuestra legislación”, precisó Scott Compton, agente de la policía estatal.
En la polémica licencia podemos observar un enroscado garabato que hace las veces de firma, y una foto carnet del pistolero desdentado. “Pero no hay porque alarmarse. Yo no le voy a permitir ninguna cacería sin supervisión. La escopeta seguirá en casa de su abuelo hasta que mi chico cumpla catorce años de edad. Por los momentos, estoy encantado de que haya conseguido su permiso, ya que es un souvenir adorable para su álbum de fotos infantiles”, comentó Howard Ludwig, quien, por el tono de sus palabras, parece no haber visto la película Babel de Alejandro González Iñárritu.
La posibilidad de que un ser incapacitado para apretar sus esfínteres se encuentre autorizado para apretar el gatillo resulta, a todas luces, un dato muy revelador de un lado oscuro de la sociedad norteamericana. No puede estar bien un país donde un individuo que carezca de antecedentes penales puede comprar cualquier clase de arma: desde un revólver o rifle de alto impacto hasta una ametralladora diseñada para disparar cientos de proyectiles por minuto. Sorprende, por decir lo menos, que cuarenta y tres de los cincuenta estados de la Unión no pidan a sus ciudadanos ni licencia ni registro de armas; inclusive, que cinco de ellos ni siquiera hayan fijado una edad límite para poseerlas.
Las voces de la cordura son acalladas por el fuerte cabildeo político ejercido, entre otros grupos, por la poderosa Asociación Nacional del Rifle, organización civil (¿?) con más de cuatro millones de afiliados, y la Asociación de Armas de América, la cual ha llegado al extremo de señalar que la matanza de 32 estudiantes del instituto Virginia Tech, ocurrida recientemente en la ciudad de Blacksburg, no se habría producido si alumnos y profesores hubiesen portado sus propias armas.
Quizás ya sea hora de que los sectores más progresistas propicien una reforma que abrogue la famosa segunda enmienda constitucional, de 1791, que consagra: “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se restringirá el derecho del pueblo a poseer y portar armas”.
Porque, como advierte el escritor Rafael Sánchez Ferlosio: “Existe un estado de guerra permanente desde que existe una industria del armamento permanente”.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger Inos. said...

Sin duda un ciudadano ejemplar desde la cuna, este Bubba. Debe estar bien preparado para cualquier posible evento violento en la guardería o, si la patria lo llama, a tomar control de algún kindergarden del Medio Oriente que niegue las indudables ventajas de la democracia occidental.

¡Dame el tetero o te quiebro!

Salú.

9:26 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home