viernes, septiembre 15, 2006

Mujeres en huelga

Mientras aquí en Venezuela un alcalde promete acabar con el auge delictivo en un plazo de 180 días, del otro lado de la frontera, en la hermana tierra colombiana, un grupo de valerosas amas de casa se ha propuesto erradicar en apenas una semana los altos índices de criminalidad que mantienen ensangrentadas a sus comunidades.
El anuncio fue hecho por un centenar de esposas de pandilleros y pistoleros de la ciudad de Pereira, las cuales se comprometieron, frente a las autoridades de su municipio, a abstenerse de mantener relaciones sexuales con sus respectivas parejas, durante un lapso de siete días, a fin de obligarlos a no delinquir y lograr entre todas una disminución en la cantidad de crímenes.
“Esta es nuestra manera de decirles a nuestros esposos que no queremos quedar viudas, y que nuestros hijos no merecen crecer sin un padre al lado. Y aunque ellos no nos han querido escuchar, estamos seguras que de esta manera sí entenderán”, asegura Ruth Macías de 18 años, madres de 2 niños y cabecilla de la denominada huelga de las piernas cruzadas.
El secretario de seguridad de la alcaldía de Pereira, Julio César Gómez, manifestó su beneplácito por la medida de presión (¡cómo se ve que su cónyuge no está metida en la protesta!), y señaló que una encuesta hecha a varios azotes de barrios reveló que la actividad preferida de estos sujetos es “hacer el amor”, así como también que sus actividades delictivas no son cometidas por razones económicas, sino por el deseo de proyectar un referente de poder y seducción sexual ante las mujeres.
“Pienso que estamos en presencia de un movimiento social interesante. Las esposas que apoyan esta campaña tienen un promedio de edades entre 15 y 18 años. La fecha de la huelga aún no se ha determinado, pero se trata de una idea inocente que ha tenido una buena acogida”, explica Gómez.
Sin embargo, ése es el problema de fondo: la acogida. Ya muchos pandilleros y pistoleros han dejado saber, a quien quiera escucharlos, su malestar con la maquiavélica iniciativa femenina. Creen que la medida obedece a una radicalización inaceptable del denominado sexo débil; y aseguran que no fueron observados los requisitos legalmente exigidos para la organización de una huelga, a saber: la introducción de un pliego conflictivo y la realización de rondas conciliatorias entre las partes.
“El gremio masculino, como una sola voz, condena este acto de terrorismo genital por considerarlo antidemocrático, golpista y fascista. Si nuestras esposas querían expresarnos su malestar hubiesen convocado una simple operación morrocoy, ya que todos aquellos que saben de hechos de sábanas conocen los perjuicios y malestares derivados de la lentitud o ausencia de movimientos en el lecho nupcial. Advertimos pues a nuestras mujeres que si no deponen su irresponsable actitud, nos veremos forzados a aplicarles la ley de fuga y mudarnos de polígono de tiro”, afirmó un pistolero que pidió no ser identificado, no vaya a ser cosa que le abran un juicio por uno de los tantos muertos que carga encima.
Sin embargo, estas amenazas no lucen creíbles y lo único que pudiesen lograr es que la directiva de la Asociación de Amantes de Azotes de Barrios (AAAB) anuncie también su apoyo a la huelga de piernas cruzadas. Y es que tal como advierte Enrique Vila-Matas en una de sus novelas: “A una mujer sólo la conoces de verdad cuando la tienes en contra”.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger Inos. said...

"Love is a warm gun" según los Beatles... Ellas dirían "enfriemos unas para silenciar las otras".

Si alguien puede lograr semejante utopía, son las féminas, sin duda.

6:35 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home